24.4 C
San Luis
lunes, marzo 1, 2021

Whatsapp: 2665 123260

Inicio Economía Capturaron un buque pesquero portugués pescando ilegalmente en aguas argentinas

Capturaron un buque pesquero portugués pescando ilegalmente en aguas argentinas

El procedimiento lo llevó a cabo el mismo Guardacostas de prefectura al que esta semana se le escapó un pesquero chino. La captura fue apoyada por una embarcación de la Armada

El guardacostas “GC 27 Prefecto Fique”, el mismo al que la semana pasada se le escapó en aguas internacionales, luego de una persecución de tres horas, un buque chino que pescaba ilegalmente en Mar Argentino, capturó este domingo un pesquero con bandera de Portugal que operaba ilegalmente en aguas de la Zona Económica Exclusiva Argentina (ZEEA).

Un comunicado de Prefectura precisó que se trata de un buque dedicado a la pesca de arrastre (esto es, pesca con red) que fue fue detectado en plena tarea de pesca, dentro de aguas bajo jurisdicción nacional.

Cuando fue identificada por el buque Guardacostas la embarcación portuguesa “varió su rumbo hacia aguas internacionales, sin cesar sus tareas de pesca, iniciándose su persecución, acorde lineamientos establecidos en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR)”, dice el comunicado de Prefectura.

El Guardacostas

El Guardacostas “GC 27 Prefecto Fique” aproximándose al pesquero portugués “Calvao” 

La pesca ilegal por parte de buques extranjeros es una recurrente queja del sector pesquero argentino, que ha denunciado la presencia de más de 300 pesqueros con bandera de otros países pescando en la “Milla 201” e incursionando oportunísticamente en Mar Argentino, depredando recursos y restándolos a la flota nacional. Los frigoríficos pesqueros marplatenses señalaron en un reciente informe una caída de entre el 60 y 70% de su actividad, que se suma al colapso de los precios internacionales y de las exportaciones del sector.

El episodio que llevó a la captura del buque portugués comenzó poco antes de las 8 de la mañana del domingo, cuando la tripulación del guardacostas realizaba tareas de patrullaje y vigilancia y detectó in fraganti al pesquero Calvao, de bandera portuguesa. Empezó entonces el procedimiento de detención. La nave portuguesa no acató las órdenes y siguió navegando con sus redes en el agua en dirección a aguas internacionales. Mientras huía, seguía pescando.

Prefectura inició la persecución según el “Protocolo de Actuación para Unidades de Superficie”, cuando el Calvao levantó sus artes de pesca. Al cabo de cerca de cuatro horas el buque en fuga se detuvo y permitió abordar a tripulantes del Guardacostas de Prefectura.

Un poco más acá

El Calvao había sido detectado a 199,75 Millas Náuticas de la costa, es decir, un cuarto de milla denro de la Zona Económica Exclusiva de la Argentina, a la altura de la ciudad rionegrina de San Antonio Oeste. Es la primera captura en la que en apoyo de Prefectura intervino el nuevo patrullero de la Armada, “Bouchard”, uno de los cuatro adquiridos durante la gestión de Mauricio Macri, arribado al país a principios de febrero y recibido, en un acto de poco usual comunión política, por el actual ministro de Defensa, Agustín Rossi, y su antecesor en el cargo, Oscar Aguad.

En la tarde, la nave infractora estaba siendo llevada al Puerto de Bahía Blanca, escoltada por el Guardacostas Fique y con personal de Prefectura a bordo. El comunicado de la fuerza argentina dice que se iniciaron sumarios administrativo y judicial por presunta infracción al Régimen Federal de Pesca y por resistencia a la autoridad, por intentar la fuga.

Las tareas de vigilancia y patrullaje se intensificaron en alguna medida durante la semana que pasó, luego de que el sábado pasado el capitán Alberto Mendoza, del buque argentino “Don Pedro”, difundiera un impactante video testimoniando la alevosa incursión de cerca de un centenar de buques extranjeros, la mayoría de ellos de bandera china, pescando hasta 10 millas dentro de Mar Argentino.

Esa masiva violación a la soberanía y depredación de recursos pesqueros argentinos fue denunciado en una nota de las “Intercámaras de la Industria Pesquera Argentina” al presidente Alberto Fernández. Al día siguiente, el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca pidió a Prefectura que intensificara las tareas de patrullaje y se produjo el episodio del pesquero chino fugado al cabo de tres horas, según consignó un comunicado de Prefectura, que señaló que ante la fuerte tormenta se decidió abandonar la persecución para preservar la seguridad de los tripulantes de ambas embarcaciones.

La evidente asimetría entre la impunidad de los buques chinos pescando groseramente dentro de la Zona Económica Exclusiva y la suerte del pesquero portugués capturado un cuarto de milla adentro despierta sospechas entre los pesqueros argentinos.