23.3 C
San Luis
lunes, abril 12, 2021

Whatsapp: 2665 123260

InicioCoronavirusCoronavirus en Gran Bretaña: temor por un aumento descontrolado en el número...

Coronavirus en Gran Bretaña: temor por un aumento descontrolado en el número de muertos

Lo advirtió el asesor médico adjunto del Gobierno británico, Jonathan Van-Tam. Dijo que si no se toman medidas, el país volverá a los niveles de marzo y los hospitales estarán saturados.

El asesor médico adjunto del Gobierno británico, Jonathan Van-Tam, advirtió que el Reino Unido se enfrenta a un aumento exponencial de muertes si no se toman precauciones para contener el avance del coronavirus.

En un comunicado, Van-Tam señala que “la estación (invernal) nos va en contra”, y el país se encuentra en “un punto de inflexión” en el que, si se ignoran las restricciones, llegaría al mismo nivel de contagios que al inicio de la pandemia en marzo.

Millones de personas en el norte de Inglaterra esperan ansiosamente saber cuánto más se endurecerán las restricciones para frenar los casos nuevos de coronavirus, luego de que uno de los principales asesores médicos del gobierno británico advirtió el domingo que el país se encuentra en una coyuntura crucial en la segunda ola de la enfermedad.

El profesor Jonathan Van-Tam, afirmó que el Reino Unido se encuentra en un “momento crítico similar al que estábamos en marzo”, tras un fuerte aumento en los nuevos casos de COVID-19.

“Pero podemos evitar que la historia se repita si todos actuamos ahora”, dijo. “Ahora sabemos dónde está y cómo abordarlo; aprovechemos esta oportunidad y evitemos que la historia se repita”, agregó.

En toda Europa, incluido el Reino Unido, ha habido enormes aumentos en los casos de coronavirus en las últimas semanas después de la reapertura de grandes sectores de la economía, así como de las escuelas. Las infecciones y muertes en el Reino Unido están aumentando al ritmo más rápido en meses.

Los bares de Londres, con mucha gente y pocos cuidados. Foto AP

Los bares de Londres, con mucha gente y pocos cuidados. Foto AP

Existe el temor de que, si no se toman medidas rápidamente, los hospitales británicos se verán abrumados en las próximas semanas en una época del año en la que ya están más ocupados con padecimientos relacionados con el invierno, como la influenza. Hasta ahora, el Reino Unido ha experimentado el brote de virus más mortífero de Europa, con más de 42.825 muertes, tras sumar otras 65 el domingo.

Aunque las nuevas infecciones están aumentando en toda Inglaterra, ciudades del norte como Liverpool, Manchester y Newcastle han experimentado un incremento desproporcionado. Si bien algunas áreas rurales en el este de Inglaterra tienen menos de 20 casos por cada 100.000 habitantes, las principales áreas metropolitanas como Manchester registran niveles por encima de 500 por cada 100.000, casi tan malos como Madrid o Bruselas.

Ciudades en problemas

En respuesta al resurgimiento del virus, se prevé que el primer ministro Boris Johnson anuncie el lunes un nuevo sistema de confinamiento de tres niveles que podría cerrar temporalmente los pubs y restaurantes en los lugares más afectados por la epidemia. Se conjetura que las áreas sometidas a las más estrictas restricciones prohibirán toda convivencia con vecinos o familiares que vivan en otras casas, tanto en interiores como en exteriores.

Los alcaldes de ciudades norteñas como Liverpool, Manchester, Sheffield y Newcastle amenazaron el sábado con tomar medidas legales si el Ejecutivo no mejora las ayudas económicas que ha ofrecido ante el cierre previsto de “pubs”, bares y restaurantes, entre otros establecimientos de ocio, en sus territorios.

El ministro de Economía, Rishi Sunak, anunció el viernes que el Gobierno pagará un 67 % del sueldo de los empleados afectados por la clausura temporal de negocios -frente al 80 % que se aplica desde el confinamiento nacional de marzo hasta finales de este mes-, lo que los dirigentes municipales consideran “insuficiente”.

El endurecimiento de las restricciones pretende frenar el avance de la COVID-19 en el Reino Unido, donde el sábado se registraron 15.166 nuevos contagios, hasta 590.844, con 42.760 muertes, tras sumar 81 en 24 horas. Hay 3.837 enfermos hospitalizados, 442 en cuidados intensivos.