7.6 C
San Luis
sábado, abril 10, 2021

Whatsapp: 2665 123260

InicioSociedadCasa tomada en Cariló: quién es el usurpador y qué vínculo tiene...

Casa tomada en Cariló: quién es el usurpador y qué vínculo tiene con el kirchnerismo

Lo señalan los vecinos y las personas que fueron contratadas para hacer refacciones en la vivienda.

En la madrugada de este jueves desalojaron una casa en Cariló que había sido usurpada en enero. Cuando llegó su dueña, tras la cuarentena, la encontró repintada y con cambios: tenía una cascada, una barra con bebidas y le habían cambiado el cartel con el nombre. Había autos en la puerta de la vivienda —uno de ellos “mellizo”— y unas 15 personas en la pileta.

“Por lo que señalan todos los vecinos y las personas que fueron contratadas para hacer refacciones en la casa, la persona que hizo todo se llama Mauricio Ríos. Es de Mar del Plata”, confirmó a Clarín el secretario de Seguridad de Pinamar, Lucas Ventoso.

“Está vinculado con cierto sector político grande. Por eso el cuadro pegado en la puerta”, siguió Ventoso, en referencia a una foto de Néstor Kirchner y Cristina Fernández que colgaron en la vivienda.

En la vivienda usurpada colgaron un cuadro de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

En la vivienda usurpada colgaron un cuadro de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

De Ríos se sospecha que puede ser testaferro de Rudy Ulloa, exchofer de Néstor Kirchner, devenido en millonario. En 2014, Ulloa se desprendió de una empresa. Según consta en el aviso Ley 11.867, cedió y transfirió el fondo de comercio del “Súper Comunitario” a Ríos. La entonces titular de la CC-ARI de Santa Cruz, Mariana Zuvic, denunció que el nuevo propietario era un “testaferro de Rudy”.

En 2016, el municipio de Mar del Plata clausuró el restaurante “Lo de Mauri” en la esquina de Alberti y Córdoba. Según medios marplatenses el negocio era de Ríos. Estaba sin habilitación, con falta de higiene, en condiciones edilicias precarias y había allí mercadería en mal estado. En 2018, la parrilla se incendió.

Ríos explota el balneario marplatense Abracadabra, junto a la sociedad Playas de Faro SA, según lo publicado en agosto de 2019 por la Unión de Guardavidas Agremiados (UGA). “Hace dos años denunciamos las irregularidades en la contratación y pagos atrasados de los guardavidas que trabajan en el balneario Abracadabra”, habían señalado entonces en Facebook los guardavidas.

En la casa usurpada armaron barras con bebidas alcohólicas.

En la casa usurpada armaron barras con bebidas alcohólicas.

En la investigación sobre los usurpadores de Cariló, se venían manejando dos hipótesis. Una era que se trataba de una banda compuesta por personas gitanas. La segunda apuntaba a los dueños de un boliche de un balneario en Punta Mogotes. Ahora, se descartó la primera: “Mauricio Ríos no es gitano”, aclaró Ventoso.

Los usurpadores iban y venían de Mar del Plata con vehículos de gran porte, cero kilómetro, y también cuatriciclos. La policía logró incautar uno de ellos, marca Jeep. En la Justicia consta que en un examen se hallaron en ese vehículo deformaciones en la zona de identificación de su motor. “Rodado incautado resultaría ser modalidad delictiva clon o gemelo”, detalla el parte policial.

Durante diez meses, los usurpadores estuvieron instalados en la casa, la pintaron de otro color, construyeron una cascada, instalaron equipos de aire acondicionado, la mantuvieron con la ayuda de jardineros, y le cambiaron el cartel con el nombre. La casa pasó a llamarse “Volver a vivir”.

La casa con el color original, en enero.

La casa con el color original, en enero.

Ríos había presentado documentos que acreditaban un alquiler. “[El fiscal] nos mostró las pruebas de la otra parte. Ese contrato trucho que habían hecho en enero para entrar a la casa, donde está solamente el nombre, sin documento, sin aclaración. Muy trucho. El fiscal insólitamente lee ese contrato y desestima la causa. No se puede entender”, contó el apoderado de la dueña de la vivienda, Gustavo Durán.

El 5 de enero, la titular de la propiedad, Viviana Villena, hizo la denuncia ante la Fiscalía Descentralizada N°5, a cargo del fiscal Eduardo Elizarraga. Pero no pasó nada.

La dueña de la propiedad dijo que no quiere hacerse cargo de la bebida que dejaron los usurpadores.

La dueña de la propiedad dijo que no quiere hacerse cargo de la bebida que dejaron los usurpadores.

Luego, el intendente de Pinamar, Martín Yeza, pidió que destituyeran al fiscal encargado de las usurpaciones, por su pasividad. “Presenté una denuncia y pedido de destitución ante el Consejo de la Magistratura contra el fiscal de Usurpaciones y Flagrancias, el Dr. Elizarraga. No tengo nada que decir sobre su persona, pero sí sobre su función. La fiscalía nace para luchar contra las usurpaciones y no fue así”, había manifestado Yeza en septiembre.

Este martes, el intendente volvió a apuntar contra Elizarraga. “Vamos a ampliar la denuncia, ya solicitamos la suspensión del fiscal Elizarraga, pero vamos a insistir. Los vecinos y los ciudadanos de la República Argentina no se merecen estos funcionarios públicos”, publicó Yeza en Twitter.

Cuando regresó en noviembre, la dueña encontró la casa con otro color y vehículos en la puerta.

Cuando regresó en noviembre, la dueña encontró la casa con otro color y vehículos en la puerta.

Luego, el fiscal se reunió con la dueña de la vivienda, le pidió disculpas —“dijo que fue un error humano”, contó el apoderado de la mujer— y solicitó al juez el lanzamiento (desalojo) de los ocupantes y la restitución del inmueble a sus dueños. Finalmente, la casa fue recuperada por la Justicia: todos sus ocupantes, excepto uno, que fue detenido sin ofrecer resistencia, la abandonaron. Sin embargo, la propiedad aún no fue devuelta a sus dueños.

“Entró la policía, tienen que inventariar todo lo que hay adentro, y hasta que no terminen con eso no me permiten el ingreso”, contó la dueña, Viviana Villena, en la mañana del jueves, al canal A24. “Me dijeron que yo quedo en custodia de todo esto; es una barbaridad. Yo no quiero hacerme cargo de la bebida y todo lo de valor que puedan haber dejado, porque la gente usurpadora lo va a venir a reclamar. Insólito”, cerró Villena.