20.2 C
San Luis
viernes, mayo 14, 2021

Whatsapp: 2665 123260

InicioEconomíaFMI mejora la expectativa de crecimiento para la Argentina pero alerta sobre...

FMI mejora la expectativa de crecimiento para la Argentina pero alerta sobre la inflación

En enero estimaba que el país iba a mejorar 4,5% y ahora calcula una suba de 5,8% para este año.

Washington (corresponsal).- El Fondo Monetario Internacional mejoró este martes las expectativas económicas para la Argentina y pronosticó que este año el país crecerá un 5,8% en lugar del 4,5% que estimaba en enero. También presentó un panorama más optimista para el empleo: la desocupación rondaría 10,6%. Sin embargo, el Fondo advirtió sobre la inflación y dijo que falta “mucho por hacer” en materia de estabilización macroeconómica.

El organismo presentó el tradicional Informe de Perspectivas Económicas Globales (World Economic Outlook o WEO) en el marco de la Asamblea de Primavera del Fondo y el Banco Mundial, que habitualmente nuclea a centenares de funcionarios de todo el mundo en Washington, pero que esta vez se lleva a cabo en forma virtual por la pandemia.

En el reporte, revelado en una conferencia por la economista jefa del organismo, Gita Gopinath, el FMI proyectó un crecimiento de la economía global de un 6% este año, (medio punto porcentual más de lo previsto hace tres meses), luego de una contracción histórica de -3,3% en 2020.

Si bien el Fondo señala que el panorama continúa incierto por la propagación de distintas cepas del virus y la instalación de nuevas restricciones en varios países, el organismo ve como alentador el avance de la vacunación en varias naciones, aunque advierte que la inmunización no sucede al mismo ritmo en todos los rincones del planeta.

Gita Gopinath, economista jefa del Fondo Monetario Internacional, fue la encargada de difundir las cifras de crecimiento esperado del organismo para el mundo. Foto AFP

Gita Gopinath, economista jefa del Fondo Monetario Internacional, fue la encargada de difundir las cifras de crecimiento esperado del organismo para el mundo. Foto AFP

En las estimaciones país por país, el Fondo calculó un crecimiento del PBI argentino de 5,8% para 2021 y de un 2,5% para el 2022. El pronóstico es bastante más optimista que el calculado en la última actualización, en enero pasado, cuando estimaba que la Argentina crecería 4,5% este año.

“Como muchos otros países de la región, la Argentina ha tenido que lidiar con varias olas de esta pandemia y hay que decir que, con las medidas de contención en las olas más recientes, el virus tuvo un efecto menos negativo en la actividad económica que lo que se había previsto previamente”, dijo Gopinath cuando en la conferencia de prensa se le preguntó sobre los motivos de las mejoras de expectativas en nuestro país.

La economista añadió otra razón: “La Argentina también se beneficia ahora de un aumento de los precios de los alimentos a nivel mundial, ya que los alimentos son una de las principales exportaciones de la Argentina y eso también está ayudando”.

Sin embargo, Gopinath advirtió que “sigue habiendo desafíos importantes” en nuestro pais. Y señaló: “La inflación es muy elevada, las expectativas de inflación no están bien ancladas aún y por lo tanto hay mucho que resta por hacer en términos de la estabilización macroeconómica. El Gobierno viene trabajando arduamente en ello, estamos en estrecha colaboración con Argentina para ayudar a forjar lo que sería un marco socioeconómico más sólido”.

El crecimiento pronosticado por el Fondo es un poco más conservador que el estimado por el Banco Mundial la semana pasada, de un 6,4% para este año.

Puntos suspensivos y asteriscos

También este lunes se anunció una mejora en la proyección de la tasa de desempleo en la Argentina ya que el FMI calculó ahora que en 2021 será de un 10,6% en lugar del 11,4% previsto en enero. Para el año que viene estiman que rondará un 9,3%.

Aunque Gopinath advirtió que la inflación era “muy elevada”, no hubo perspectivas de inflación para Argentina en el informe. En el apartado destinado al efecto, para el país solo aparecen unos puntos suspensivos y un asterisco que aclara que las variables fiscales y de inflación no están incluidas porque se encuentran “ampliamente ligadas a un programa de negociación que está aún pendiente”.

Este año, el encuentro de Primavera (boreal) del Fondo Monetario se hará de manera virtual. Foto AFP

Este año, el encuentro de Primavera (boreal) del Fondo Monetario se hará de manera virtual. Foto AFP

El organismo está en pleno proceso de refinanciación de la deuda argentina de unos 44.000 millones de dólares y se estima que el Gobierno busca estirar la negociación más allá de las elecciones legislativas de octubre para no tener que implementar estos meses ciertas medidas de ajuste fiscal que exigiría un nuevo programa.

Si bien una mejora de las perspectivas económicas podría en teoría estimular mejores condiciones para una pronta firma de un acuerdo, también le daría al Gobierno más aire para afrontar los vencimientos de los próximos meses sin tanto apremio por pactar un programa.

Qué pasará en el mundo

Sobre el panorama global, Gopinath señaló que las perspectivas de crecimiento más alentadoras se dieron principalmente por “mejoras en las economías avanzadas, sobre todo en Estados Unidos” (1,3 puntos porcentuales), que se espera que crezca un 6,4% este año.

Otras economías poderosas, incluida la zona del euro, también repuntarán este año, pero a un ritmo más lento. Entre los mercados emergentes y las economías en desarrollo, el Fondo prevé que China crezca este año un 8,4%.

Entre los países de América latina, el organismo pronostica que Perú será el que más crecerá este año (8,5%), mientras que Chile lo hará un 6,2%, Colombia un 5,1%, Brasil un 3,7% y Uruguay un 3%. Venezuela continuará con números alarmantes: una caída del PBI de -10%, aunque en ascenso desde el -30% del 2020.

Pese a los pronósticos más optimistas, el Fondo advierte, sin embargo, que el ritmo de recuperación global no será uniforme y que “estas vías de recuperación divergentes creen brechas más amplias en el nivel de vida de los países en comparación con las expectativas previas a la pandemia”, dijo Gopinath.

Se prevé que la pérdida anual promedio del PBI per cápita durante 2020-24, en relación con las previsiones previas a la pandemia, será del 5,7% en los países de bajos ingresos y del 4,7% en los mercados emergentes, mientras que en las economías avanzadas se proyecta que las pérdidas serán menores al 2,3%.

“Se están revirtiendo los avances en la reducción de la pobreza y se espera que unos 95 millones de personas más caigan en la pobreza extrema en 2020, en comparación con las proyecciones prepandemia”, dijo Gopinath.

El Fondo resaltó también que debe haber equidad en el acceso a las vacunas. “Los países deben trabajar juntos para garantizar la vacunación universal. Si bien algunos países llegarán a inmunización generalizada este verano (boreal), la mayoría, especialmente los países de bajos ingresos, probablemente tendrán que esperar hasta finales de 2022”.

“Acelerar las vacunas requerirá aumentar la producción y distribución, y también agilizar la exportación, financiar plenamente al COVAX, ya que muchos países de bajos ingresos dependen de esas dosis y de que se garanticen transferencias mundiales equitativas del exceso de vacunas”, dijo la economista.