14 C
San Luis
viernes, mayo 14, 2021

Whatsapp: 2665 123260

InicioEntretenimientoMurió el periodista Mauro Viale, a los 73 años: estaba internado por...

Murió el periodista Mauro Viale, a los 73 años: estaba internado por coronavirus

Dos días después de haber recibido la primera dosis de la vacuna, el test de PCR le dio positivo.

Murió Mauro Viale a los 73 años. El viernes lo habían internado en el sanatorio Los Arcos por coronavirus. Periodista, relator deportivo, era padre del también periodista Jonatan Viale.

Según fuentes cercanas, Viale no estaba internado en terapia intensiva, sino en sala común. Había tenido mucha fiebre.

El conductor de A24 y Mauro, la pura verdad (América, domingos a las 15), había recibido la primera dosis de la vacuna contra el Covid la semana pasada en medio de la segunda ola de la pandemia.

Tras conocerse la noticia de su contagio, el infectólogo Javier Farina se refirió al caso del conductor. “En realidad, si (Viale) empezó con síntomas hoy y se vacunó hace 48 horas, lo más probable es que el contagio haya sido antes de la vacuna, porque el período de incubación rara vez es menor a los dos días”, explicó.

Este mismo domingo, Jonatan Viale utilizó su cuenta de Instagram para enviarle un mensaje de aliento a su padre.

Junto a una foto en la que se ve a ambos jugando con Romeo, el hijo mayor de Jonatan, el periodista señaló: “Mi foto preferida. Te vas a poner bien porque sos un toro. Gracias por los mensajes de amor y fuerza. Los necesitamos mucho”.

Desde que la pandemia llegó a la Argentina, en marzo del año pasado, Mauro Viale fue uno de los comunicadores que más manifestó al aire su miedo al contagio. Sin embargo, y cumpliendo con el protocolo, siguió yendo a diario a trabajar. Y fue uno de los que más celebró en pantalla haber recibido la primera dosis.

Su nombre real era Mauricio Goldfarb y había nacido el 28 de agosto de 1947. De chico supo lo que quería ser de grande. Lo suyo, contaba, era comunicar y comentar los partidos de fútbol caseramente.

Comenzó en la década del ‘70, en el periodismo deportivo: su primer rol fue como cronista y luego se especializó en los relatos de fútbol, donde, con los años, marcó un estilo. En muchos memoriosos quedará la pregunta inicial de los partidos que relataba: “¿Quién mueve?”. Y gracias a la edición se escuchaba decir “Yo, Mauro”, tal. Sin eso, sus relatos no arrancaban y era una de las perlitas de Fútbol de Primera.

Debutó como relator en mayo de 1977 y fortaleció su oficio de cara al Mundial del ‘78. En la previa a la Copa del Mundo condujo Con un pie en el Mundial.