18.2 C
San Luis
viernes, octubre 15, 2021
InicioSociedadA cuatro años de la muerte de Ivana Rosales, el Estado le...

A cuatro años de la muerte de Ivana Rosales, el Estado le pide disculpas a una de sus hijas

En abril de 2002 su marido intentó matarla. Un fiscal dijo que ella “era una mala madre”. La condena fue baja, se fugó y al volver abusó de sus dos hijas. Una se suicidó.

Ella le pidió el divorcio y él le respondió ahorcándola con un alambre y golpeándole la cabeza con piedras. La creyó muerta, la metió en el baúl del auto y arrancó para enterrarla en algún descampado cercano a Plottier, Neuquén. Un vecino lo vió y llamó a la Policía, que fue a la casa y se encontró con un charco de sangre. Al rato dieron con el auto y la mujer, que estaba viva. Ivana Rosales no murió aquella noche de abril de 2002 sino en 2017, por una epilepsia, consecuencia de las múltiples secuelas que quedaron en su cuerpo.

El intento de femicidio la dejó internada 45 días. Mario Edgardo Garoglio, su marido, el padre de sus hijas, fue a juicio. El fiscal, Eduardo Velazco Copello, introdujo un atenuante en la acusación: “No fue una buena madre, ni una buena esposa”, aseguró. Los jueces provinciales Emilio Castro, José Andrada y Eduardo Badano le dieron la razón al fiscal y condenaron a Garoglio a 5 años de prisión. Garoglio luego se fugó. Al volver, abusó de sus dos hijas. Mayka, la mayor, se suicidó. La pequeña, Abril, tenía 13 años y hoy es quien sigue luchando por Justicia.

En 2005, acompañada por el Centro de Estudios Legales y Sociales fue ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Quería Justicia y una forma de reparación era abrir un refugio para las víctimas de la violencia machista, que llevara el nombre de Mayka. También insistió en la implementación del patrocinio jurídico gratuito para las víctimas de violencia de género y en el relevamiento de datos de violencia a nivel provincial y nacional. Se inició un proceso de solución amistosa con el Estado argentino y la provincia del Neuquén.

“El tratamiento judicial del caso fue deficiente, violatorio de los compromisos internacionales asumidos por Argentina en materia de derechos humanos y contrario a los estándares de debida diligencia reforzada que se exigen para estos casos”, aseguran desde el Estado.

Por eso este jueves el Estado argentino firmará el primer acuerdo de solución amistosa ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en un caso de violencia por motivos de género. Se hará, además. un acto público de reconocimiento de responsabilidad internacional y el pedido de disculpas por las violaciones de derechos que sufrieron Ivana Rosales y sus hijas, Abril y Mayka.

El acto será en la ex ESMA, y estará encabezado por la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, y autoridades de la provincia de Neuquén, donde ocurrió todo. También participarán la directora Ejecutiva del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Paula Litvachky, y la Primera Vicepresidenta de la CIDH y relatora para la Argentina, Julissa Mantilla Falcón.

Medidas de reparación

En septiembre de 2019, Neuquén asumió una serie de compromisos de reparación, que ahora con la firma del acuerdo con el Estado Nacional se complementan con medidas de alcance federal para avanzar en la prevención, sanción y erradicación de la violencia por motivos de género.

El acuerdo incluye garantías de no repetición en relación con las violencias por motivos de género, como el compromiso de realizar acciones concretas dirigidas a fortalecer el acceso a la justicia; Medidas para asegurar la efectiva implementación de programas de atención y acompañamiento integral a personas en situación de violencia por motivos de género; Políticas para robustecer los dispositivos territoriales de atención, Capacitaciones y sensibilizaciones sobre la temática; Políticas de gestión de la información que permitan contar con datos fiables, Implementación de políticas públicas orientadas a prevenir hechos de violencia y la implementación del Plan Nacional de Acción contra las Violencias por Motivos de Género 2020-2022.

“El acuerdo de solución amistosa alcanzado con el Estado nacional dispone una serie de compromisos que tienen como eje principal prevenir y erradicar la violencia por motivos de género. Incluye medidas para fortalecer el patrocinio jurídico gratuito, acceso a información, publicidad de programas estatales y de centros de atención a personas victimizadas, capacitación bajo la Ley Micaela, entre otras muchas medidas”, dice un comunicado del Cels.

El acuerdo incluye también la utilización del documental sobre el abuso sexual infantil que sufrió Abril Rosales por parte de Garoglio, también responsable del intento de femicidio contra Ivana, como herramienta pedagógica de sensibilización. La cineasta Susana Nieri estrenó el año pasado “Gotas de lluvia”, sobre los abusos sexuales en la infancia. En 2013 había filmado “Ella se lo buscó”, sobre la historia de Ivana.

“Para Abril y para las amigas y compañeras de Ivana, la firma de este acuerdo, diecinueve años después del intento de femicidio, es una reivindicación de los años de lucha colectiva de Ivana Rosales -concluye el comunicado del Cels-. La ausencia de Ivana en este día se sentirá mucho, extrañaremos su risa, su alegría y la fuerza de sus convicciones. Sabemos que estaría feliz”.

A comienzos de este año el Estado le pidió perdón a otra víctima de violencia de género, Olga Díaz, que había denunciado varias veces a su ex, y aún así él pudo acercársele y acuchillarla. Casi la mata. Olga estuvo más de un mes internada y debe tomar medicación de por vida. El Estado argentino fue denunciado ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación Contra la Mujer (CEDAW) por incumplir sus obligaciones para prevenir que a Olga le pasara algo. Olga había denunciado y sin embargo, el día de la tentativa de femicidio no tenía ninguna medida de protección.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

La red San Luis