18.2 C
San Luis
viernes, octubre 15, 2021
InicioPolíticaEl Gobierno planea comprar aviones militares a China a través de Pakistán

El Gobierno planea comprar aviones militares a China a través de Pakistán

Es una intención de compra de 12 cazas JF-17 Thunder Block III por U$S 664 millones prevista en el Presupuesto 2022. La intervención de Sabino Vaca Narvaja.

A través de una compra a Pakistán, el Gobierno planea adquirir por primera vez en la historia aviones de guerra de China para la Fuerza Aérea por U$S 664 millones. Sería además el primer capítulo de otra compra militar para el Ejército de vehículos blindados 8×8 chinos.

El jueves pasado cuando aún no se había resuelto la crisis de gobierno entre el presidente Alberto Fernández y su vicepresidenta Cristina Kirchner, en el Congreso Nacional, el ministro de Economía, Martín Guzmán, presentaba el presupuesto nacional para el año fiscal 2022. Allí se incluyó, sin que trascendiera a los medios, una toma de deuda por esos U$S 664 millones para la compra de al menos 12 cazas JF-17 Thunder Block III.

Se trata de una aeronave desarrollada en conjunto por la empresa china “Chengdu Aircraft Industry Corporation” y la pakistaní “Pakistan Aeronautical Comple” en un 50 por ciento al costo para cada país. Esta aeronave, cuyo desarrollo comenzó en 1999, se llama en el mercado chino Chengdu FC-1 Xiaolong

El JF-17 Thunder es un avión de combate multifunción avanzado y liviano que sirve para todos los climas y el día y la noche, Según describen las empresas. Aseguran que tiene buenas capacidades de combate aire-aire y aire-superficie y que tiene capacidad para emplear las armas más modernas lo que brinda “una ventaja decisiva al JF-17 sobre los adversarios de la misma clase”, agregan.

El acuerdo para la compra de estos aviones chino-pakistaníes fue conversado inicialmente por el ex ministro Agustín Rossi y por el embajador en Beijing, Sabino Vaca Narvaja, quien mantiene conversaciones para la compra de los vehículos de tierra chinos, al haberse dilatado de la compra a Brasil del blindado Guaraní 6×6.

Al asumir Taiana, en reemplazo de Rossi, se decidió seguir adelante con la compra. Es, en los hechos, uno de los funcionarios del gobierno que más impulsan la alianza militar con China, que igual no está consolidada.

Si bien con la discreta llegada a Buenos Aires en mayo pasado de una delegación de la China National Aero-Technology Import & Export Corporation se empezó a cocinar esta posible compra, el contrato aún no está firmado y con los problemas económicos de Argentina puede llevar tiempo o no concretarse. 

Uno de los logros de Rossi fue que el Congreso le convirtiera en ley el Fondo Nacional de la Defensa, que estipula originalmente $ 30.000 millones de dólares para la compra de material y equipamiento en el exterior. Pero los problemas de adquisiciones siguen siendo graves en las Fuerzas Armadas argentinas.

Aun así el caza supersónico que eligió la Fuerza Aérea Argentina (FAA) descarta las ofertas de Rusia, Estados Unidos e India. Sobre el final del gobierno de Cristina Kirchner, el Gobierno habia autorizado un presupuesto de US$ 360 millones para la compra de 14 IAI Kfir Block 60. Pero la administración de Mauricio Macri lo congeló.

Fuentes asiáticas contaron que preparan un seminario sobre equipamiento militar entre Taiana y Vaca Narvaja con autoridades de China para avanzar más en este relacionamiento. Es  algo que sensibiliza a los Estados Unidos.

Washington ha planteado reiteradamente su oposición a estos vínculos, tanto a las compras militares, de telecomunicaciones como que capitales chinos construyan una base militar en Ushuaia, el llamado Polo Logístico, que está proyectado.

Al mismo tiempo los militares plantean que los estadounidenses no facilitan en nada las compras en el sentido de que sus equipos son caros y con condiciones muy difíciles de cumplir de cumplir.

“Que compres un caza chino pakistaní no implica una subordinación al país de origen. No creo que sea tan grave.”, dijo una fuente castrense consultada.

Sitios especializados como Aviacionline, contaban este lunes que el 12 JF-17 Thunder que Argentina planea comprar es de última generación. Y que en el presupuesto contemplado se tendría en cuenta el precio de U$S 50 millones de dólares por unidad (el Gobierno no lo pudo bajar), más los U$S  20 millones para la reparación y modernización de las pistas e infraestructura que acogerían al nuevo sistema de armas.

Si bien en la prensa británica ya planteaban este lunes sus preocupaciones por esta intención argentina de comprar aviones a China teniendo en cuenta la disputa por islas en disputa en el Atlántico Sur, entre ellas las Malvinas, las nuevas generaciones militares en la Argentina están más pendientes de que se concreten las adquisiciones para poder trabajar que del origen de las mismas.

De hecho, las fuerzas armadas ha intentado hacer compras que no ha podido porque por un embargo del Reino Unido contra la Argentina no se pueden adquirir equipos que tengan componentes británicos.  Por ejemplo, en 2015 se intentó hace runa compra de aviones de combate a Suecia y a Corea del Sur, pero ambos vendedores se echaron atrás debido a la presión británica.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

La red San Luis