9 C
San Luis
domingo, julio 21, 2024
InicioDeportes"Estoy destruido", el detrás de escena de la renuncia de Fabián Doman...

“Estoy destruido”, el detrás de escena de la renuncia de Fabián Doman como presidente de Independiente

El periodista dialogó con Clarín horas después del comunicado que presentó en redes sociales. Una discusión caliente con sus pares de la Comisión Directiva y diferencias insalvables en la mesa chica, los detonantes.

La renuncia de Fabián Doman a la presidencia de Independiente impactó y tomó por sorpresa a todo el club y al ambiente del fútbol argentino en general. Parecía que con la realización de las elecciones en octubre del año pasado el club de Avellaneda empezaría a cambiar su clima siempre convulsionado para levantar de a poco. Sin embargo, el Rojo sigue deportiva e institucionalmente muy complicado.

¿Qué pasó para que Doman tomara semejante determinación a tan solo seis meses de haber arrasado en las urnas?

Ante la consulta de Clarín, el periodista y conductor televisivo solamente se limitó a responder por mensaje: “Estoy destruido por esta decisión, esto no es lo que yo quería para mi vida y para Independiente”.

En su carta pública en la que anunció su paso al costado, Doman expresó: “Es evidente que no se han encontrado las herramientas para ayudar a Independiente”.

Fotos Emmanuel Fernández - CLARINFotos Emmanuel Fernández – CLARIN

En ese comunicado, Doman enumera los aciertos de este semestre de gestión al frente del club, pero reveló que los “compromisos económicos, que hicieron posible que tuviera lugar el espacio político que sacó a Moyano, no aparecieron ni aparecen”.

Y profundizó: “Como tampoco un proyecto económico-financiero acorde al club. No era mi tarea confeccionarlo ni prepararlo. En una Comisión Directiva los roles se diversifican”.

Estas palabras son un claro mensaje a sus pares de CD, con quienes, según supo este diario, mantuvo una fuerte discusión el lunes. ¿Por qué? “Por un cúmulo de situaciones”, deslizó una voz cercana a la mesa chica dirigencial. Las diferencias internas eran marcadas y tenían como punto de quiebre la economía.

En su renuncia, Doman contó que no apareció la inversión que se había prometido en campaña para hacerle frente a las deudas más inmediatas y, además, para rearmar el plantel de manera competitiva.

Foto Maxi Failla - CLARINFoto Maxi Failla – CLARIN

En el último mercado de pases se trajeron 11 incorporaciones, en su mayoría jugadores libres o a préstamo, de menor jerarquía. Solamente se invirtió por tres jugadores jóvenes con poder de reventa como Baltasar Barcia, Kevin López y Matías Giménez, pero ninguno por ahora logró rendir en un contexto de equipo que nunca encontró el rumbo de la mano de Leandro Stillitano primero y del interino Pedro Monzón ahora.

Independiente no gana desde la primera fecha del torneo local y está a dos puntos del último puesto, que desciende directamente a la Primera Nacional.

La elección de Stillitano, sin experiencia como DT principal en la máxima categoría, fue otro factor caliente. Stillitano no fue elegido por Doman, quien igualmente acompañó la decisión de la mayoría para no romper con el consenso. Y ahora, el periodista había elegido a Repetto, con quien se juntó la semana pasada para apalabrar su llegada. Finalmente, el uruguayo se bajó ante el alejamiento de Doman.

Acá hubo más chispazos. Es que el acuerdo era que el técnico asumiera luego del clásico con Racing ya que necesitaba una semana para organizar su mudanza (vive en Ecuador) y la de todo su cuerpo técnico. Varios de los otros dirigentes buscaron apurar los tiempos tras la derrota con Estudiantes del domingo pasado para que fuera presentado antes del clásico y chocaron con la postura del ahora ex presidente.

“Independiente tendrá que aprender a convivir no solo en el plano dirigencial sino en todo lo que lo rodea como institución con menos rencor y resentimiento. Ni siquiera hay una grieta. Hay un todos contra todos sin sentido”, fue otro de los duros párrafos que escribió Doman en su carta de despedida.

Foto Juan Manuel Foglia - CLARINFoto Juan Manuel Foglia – CLARIN

Por lo pronto, según los pasos estatutarios del club, la renuncia de Doman deberá ser aceptada por la Comisión Directiva como primera medida una vez que se presente formalmente. En ese mismo acto, asumirá el ejercicio de la presidencia el actual vice, Grindetti, y se convocará a la Asamblea.

En dicha Asamblea de carácter extraordinario, se decidirá por mayoría quién asumirá como nuevo presidente hasta el final del mandato. El elegido tendrá que ser un miembro actual de la CD. Todo esto según se detalla en el artículo 98 del Estatuto Social de Independiente.

Por su cargo político (es intendente de Lanús), parece difícil que Grindetti asuma la responsabilidad de afrontar el día a día de un club que requiere máxima atención. ¿Si no es él, quién? Juan Marconi, vice 2°, o Daniel Seoane, secretario general, son otros nombres potables para sentarse en el sillón presidencial que, para sorpresa de propios y extraños, quedó vacante a solo seis meses de tener nuevo dueño.

Noticias Relacionadas

mas leido