7.1 C
San Luis
viernes, julio 19, 2024
InicioInternacionalHuelga en Francia: los sindicatos buscan "paralizar" el país para frenar la...

Huelga en Francia: los sindicatos buscan “paralizar” el país para frenar la reforma jubilatoria

En esta sexta jornada de movilizaciones, se esperan trastornos en el tráfico y los vuelos, cortes de rutas, trenes parados y escuelas cerradas.

Francia amaneció este martes afectada por las primeras medidas de la huelga convocada por los sindicato en protesta por reforma del sistema de pensiones propuesto por el gobierno de Emmanuel Macron. El lunes ya hubo cortes de ruta a algunos centros urbanos, y en las primeras horas del martes se establecieron bloqueos para impedir la salida de combustible en las refinerías más importantes del país.

Este martes, la sexta jornada de manifestaciones desde el 19 de enero, es considerado el “día D” para quienes buscan obligar al gobierno a retirar su reforma que supone retrasar la edad de jubilación de 62 a 64 años para 2030, y adelantar a 2027 la exigencia de tener 43 años de aportes (y no 42, como ahora) para cobrar una pensión completa.

La compañía ferroviaria SNCF y el sistema de transportes de París prevén importantes perturbaciones del tráfico el martes y el miércoles. Respecto a la aviación, la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) ha pedido a las compañías aéreas que reduzcan sus horarios de vuelo entre un 20 y un 30% el martes y el miércoles.

Edad jubilatoria en la Unión Europea

El principal sindicato de la educación, Snuipp-FSU, prevé que “más del 60%” de los profesores de primaria estarán en huelga y “varios miles de escuelas” permanecerán cerradas el martes. En las universidades están previstos una veintena de cortes.

“La responsabilidad es únicamente del gobierno. No se puede hacer oídos sordos a este movimiento social”, dijo en el medio France Info el líder de la CGT, Philippe Martinez, subrayando que entran en una “nueva fase” con huelgas prorrogables.

Tras semanas de infructuosas protestas pacíficas, entre ellas la más importante en tres décadas contra una reforma social el 31 de enero con 1,27 millones de personas, según la policía (2,8 millones, para la CGT), ahora buscan “paralizar” la economía.

El líder de FO, Frédéric Souillot, indicó a la radio RTL que los sindicatos esperan sacar “más de dos millones” de personas a la calle. Una fuente policial estima que entre 1,1 y 1,4 millones participarán en la sexta jornada de protestas.

Manifestantes en Marsella marchan en el marco de la sexta jornada de movilizaciones contra la reforma jubilatoria impulsada por el gobierno de Macron. Foto: APManifestantes en Marsella marchan en el marco de la sexta jornada de movilizaciones contra la reforma jubilatoria impulsada por el gobierno de Macron. Foto: AP

La primera ministra, Élisabeth Borne, calificó el lunes por la noche de “irresponsable” este objetivo, en la cadena France 5, centrada ahora en desacreditar al movimiento opositor tras fracasar en su intento de convencer sobre la necesidad de la reforma.

Con el servicio de trenes y el transporte público de París, clave para la economía de la capital, “muy perturbados”, el gobierno llamó a los franceses que puedan a trabajar desde casa.

Pero con un 60% de los maestros de educación infantil y primaria en huelga y miles de escuelas cerradas, según los sindicatos, muchos de ellos se vieron obligados a buscar alternativas para el cuidado de sus hijos.

“No tienen elección. Por suerte, está la abuela”, dijo el lunes a la AFP Michèle, una jubilada de 75 años en Burdeos (suroeste), quien debe cuidar este martes de su nieta por el trabajo de sus padres.

Marchas y protestas en París por la protesta contra la reforma jubilatoria. Foto: APMarchas y protestas en París por la protesta contra la reforma jubilatoria. Foto: AP

Aunque el objetivo es bloquear la economía, el impacto económico de las huelgas será “limitado”, según los analistas del banco ING, para quienes, incluso en caso de largos bloqueos, no será superior a 0,2 puntos porcentuales del PIB.

Una reforma resistida y un gobierno decidido

Según los sondeos, dos de cada tres franceses, se oponen al proyecto de retrasar la edad de jubilación de 62 a 64 años para 2030 y adelantar a 2027 la exigencia de 43 años de aportes para cobrar una pensión completa.

El gobierno afirma que lo que se busca al elevar una de las edades de jubilación más bajas de Europa es evitar un futuro déficit en la caja de las pensiones, en un contexto de aumento de la esperanza de vida de la población.

Sus intentos para convencer sobre la necesidad de esta reforma no han dado sus frutos entre la opinión pública, aunque en el Parlamento cuenta con el apoyo de la oposición de derecha para sacarla adelante.

El presidente francés, Emmanuel Macron, quien impulsa la reforma jubilatoria. Foto: AFPEl presidente francés, Emmanuel Macron, quien impulsa la reforma jubilatoria. Foto: AFP

La última vez que los franceses lograron frenar una reforma de las pensiones fue en 1995. Los sindicatos paralizaron los servicios de tren y metro durante tres semanas y lograron mantener un apoyo masivo en la opinión pública.

Macron se juega una parte importante de su crédito político, después que la pandemia le obligara a abandonar una anterior reforma durante su primer mandato, marcado además por la protesta social de los “chalecos amarillos”.

A falta de una mayoría en el Parlamento, que discute actualmente la medida, el gobierno escogió un polémico procedimiento que le permite aplicarla a partir de finales de marzo, si las dos cámaras no se han pronunciado sobre la misma.

Noticias Relacionadas

mas leido