11.7 C
San Luis
miércoles, agosto 4, 2021
InicioInternacionalLa impactante historia de un niño superdotado: tiene 11 años y ya...

La impactante historia de un niño superdotado: tiene 11 años y ya terminó la carrera de Física en 9 meses

El pequeño Laurent Simons tiene un elevado coeficiente intelectual y concluyó los estudios primarios, secundarios y terciarios con 11 años.

Con solo 11 años, el pequeño belga Laurent Simons es un niño superdotado: ya terminó una carrera universitaria en apenas nueve meses y obtuvo una licenciatura en Física de la Universidad de Amberes, en Bélgica, con una nota promedio de nueve.

Sus antecedentes académicos son impactantes. Había finalizado sus estudios secundarios una década antes que sus compañeros. El niño había aprobado los seis años de secundaria en uno y medio en el instituto Sint-Jozef Humaniora en Brujas, Bélgica. Y su graduación la compartió con compañeros de 18 años. Su historia está dando la vuelta al mundo.

Según explicaron los padres a la radio belga RTBF, el niño tiene un coeficiente intelectual de 145, muy por arriba de la media. Eso facilitó que termine sus estudios en tiempo récord. De padre belga y madre holandesa cuentan que el menor habla holandés, francés y alemán.

El niño ahora está enfocado en realizar un Máster. Foto: AFP

El niño ahora está enfocado en realizar un Máster. Foto: AFP

El joven aseguró que ya finalizó su carrera en Física y lo hizo con honores cuando esta licenciatura requiere en general un mínimo de tres años. Asimismo, continuará estudiando en la misma universidad para realizar un máster en Física, del que “ya ha completado incluso algunas asignaturas”.

Simons tiene un especial interés por las matemáticas porque son “muy amplias, hay estadísticas, geometría y, álgebra”, lo que a él más le gusta. Una persona con inteligencia media se ubica en un coeficiente entre 90 y 110. A los seis años ya se había leído la saga entera de Harry Potter, una de sus preferidas.

Aunque algunos académicos plantean reparos a la aceleración curricular para un estudiante con altas capacidades. Para ellos deben medirse muy bien los beneficios, pero también las repercusiones que este hecho puede tener en el aspecto emocional y en la adaptación social. 

Su mamá nació en Holanda y su papá en Bélgica. El chico habla tres idiomas.

Su mamá nació en Holanda y su papá en Bélgica. El chico habla tres idiomas.

Justamente, el padre explicó hace unos meses que su hijo tuvo problemas cuando era más chico para jugar con otros niños y que no había estado particularmente interesado en los juguetes. En cuanto a su futuro, aún no tiene muy en claro si quiere ser astronauta o cirujano.

Si bien Simons es pequeño y aún le queda muchísimo futuro, la decisión estudiar en la Universidad no fue una preocupación para su familia. “Si decide mañana convertirse en carpintero, eso no sería un problema para nosotros, siempre y cuando sea feliz”, afirmó el hombre.

El caso de Simons da la vuelta al mundo. Foto: AFP

El caso de Simons da la vuelta al mundo. Foto: AFP

El pequeño también fue noticia hace dos años, cuando una disputa entre sus padres y la Universidad TU Eindhoven le obligó a abandonar sus estudios de Ingeniería Eléctrica en Países Bajos.

El joven explicó entonces que, tras prometerle que podría obtener su título antes de su décimo cumpleaños, el 26 de diciembre de 2019, la universidad neerlandesa le envió un correo electrónico en el que le indicaba que los profesores tenían que ajustar el horario de aprendizaje para que pudiese graduarse a mediados de 2020, nueve meses después de su objetivo.

Simons tiene un coeficiente intelectual de 145. Foto: Reuters.

Simons tiene un coeficiente intelectual de 145. Foto: Reuters.

Como argumento, el centro universitario holandés aseguró que el joven necesitaba más tiempo para desarrollar las habilidades que pertenecen a la fase final del estudio, como la “comprensión, la creatividad y el análisis crítico”, y que lo contrario habría sido “una presión excesiva” sobre este niño, que solo tenía nueve años de edad en la época.

Los padres iniciaron entonces de inmediato negociaciones con diferentes universidades para enviar a su hijo a completar su licenciatura, con Israel y Estados Unidos como dos de los destinos favoritos, pero finalmente acabó eligiendo Amberes.

Laurent no es el primer niño en completar una hazaña así: en 1994, el estadounidense Michael Kearney se graduó con 10 años en la Universidad de Alabama del Sur, donde estudió Antropología y fue distinguido con el “World Guinness Record” al graduado universitario más joven.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

La red San Luis