18.8 C
San Luis
domingo, octubre 24, 2021
InicioEconomíaLa jefa de Gabinete de Ministros brindó el informe de gestión en...

La jefa de Gabinete de Ministros brindó el informe de gestión en la Legislatura provincial

Natalia Zabala Chacur concurrió este jueves 8 de julio a la Cámara de Diputados. Expuso sobre la gestión del Gobierno provincial, informando sobre las políticas y medidas tomadas para la reactivación económica provincial.

La jefa de Gabinete de Ministros, comenzó su informe recordando lo que manifestaba el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, el pasado 1° de abril durante la Apertura de Sesiones Legislativas, cuando aseveró: “Diseñar políticas de gobierno, requiere de una mirada estratégica que procure satisfacer las necesidades existentes, y prevea aquellas que puedan ir surgiendo con el transcurso del tiempo, producto de la evolución de la sociedad”.

Durante su informe, la funcionaria afirmó que nos encontramos inmersos en una situación económica sin precedentes, donde, diseñar políticas de reactivación, sin poder maniobrar las herramientas monetarias y fiscales que representan un alto porcentaje de los recursos provinciales se torna difícil cuando nos referimos a jurisdicciones provinciales. “Sin embargo, San Luis, siempre se destacó por su administración ordenada, lo que hoy le permite luchar contra los flagelos que causan las crisis económicas y sanitarias, procurando brindar esperanza y mitigar el dolor y el hartazgo de quienes habitan nuestra provincia, generando una batería de medidas que abarcan a todos los sectores económicos y sociales, con la finalidad de lograr, de manera lenta, pero segura, la recuperación de la situación imperante antes del inicio de las crisis”.

En primer lugar, hizo referencia a la obra pública, “motor por excelencia del dinamismo económico, que no sólo genera puestos de trabajo genuinos, sino que aumenta el patrimonio del Estado con obras que benefician a diversos sectores de la sociedad. Actualmente, se encuentran en ejecución más de 88 obras públicas que generan entre 8.000 y 10.000 puestos de trabajos directos e indirectos”.

 

La funcionaria recordó que, tal como lo señala la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), la pandemia ha generado una de las peores crisis económicas mundiales desde la Gran Depresión de los años ‘30 del siglo pasado. “Las medidas de confinamiento, adoptadas para gestionar los problemas de salud pública, han tenido profundos efectos económicos, paralizando las actividades ‘no esenciales’, que pueden representar el 50% o más de la actividad económica en muchos países”, describió.

Natalia Zabala Chacur detalló además que la perturbación en los mercados financieros generó la peor fuga de la historia de capitales de cartera desde las economías emergentes. A su vez, el comercio internacional ha sufrido una marcada contracción, que profundiza el proceso iniciado a fines de 2019 como consecuencia de la desaceleración económica mundial y de las “guerras comerciales”, especialmente entre los Estados Unidos y China. Las exportaciones de servicios también han disminuido, especialmente por la paralización del turismo y del tráfico aéreo de pasajeros. Las remesas de trabajadores migrantes a sus países de origen también sufren una reducción considerable, y se están imponiendo nuevos controles a la migración internacional.

La jefa de Gabinete añadió que, en términos económicos, en América Latina la pandemia golpeó a la región después de cinco años de lento crecimiento, “y puede caracterizarse como ‘una década perdida’. Aparte de los efectos directos de las medidas de confinamiento decretadas en varios países, o las que la población ha adoptado voluntariamente para protegerse, las economías de la región también están sufriendo los efectos de la crisis mundial. América Latina tendrá la caída más pronunciada de la actividad económica en el mundo en desarrollo, reiterando el patrón que la ha caracterizado en décadas recientes, aunque con efectos heterogéneos en los distintos países. La recesión de 2020 será, además, la peor desde la Segunda Guerra Mundial”.

En la misma línea, sostuvo que en Argentina, hay quienes consideran que se trata de dos crisis consecutivas: la crisis económica de 2018-2019, seguida de la crisis generada por la pandemia, iniciada en 2020.

Como ya expuso ante ese cuerpo legislativo, indicó que la crisis económica comenzó cuando los prestamistas internacionales decidieron no otorgar un nuevo financiamiento al Gobierno argentino, “dejándolo a las puertas del default, lo cual se agravó aún más con la solicitud de ‘apoyo financiero’ al FMI, lo cual redundó en dos acuerdos distintos en junio de 2018”.

Continuó sumando que la historia ya era conocida por todos, dos renuncias en la presidencia del BCRA, devaluación del peso y aceleración de la inflación. “En definitiva, en agosto de 2018, Argentina cae en recesión y la contracción económica fue del 2,6%. En el 2019, la recesión se mantuvo, en julio se desató una nueva corrida cambiaria que provocó, a fines de ese mismo mes, una fuerte caída de los bonos y acciones argentinas, y el aumento del riesgo país en 700 puntos. El 12 de agosto, luego de las elecciones primarias se desencadena una fuerte corrida cambiaria y bursátil (esta última, con una caída del 48%), que devaluó el peso en un 40%, el riesgo país duplicó su valor para alcanzar 1.700 puntos básicos. Nuevamente la inflación se aceleró para llegar a la cifra más alta desde el 2002. El resultado final fue una nueva contracción en la economía del 2,1%”, apuntó.

Los Estados y las medidas relacionadas con la pandemia, aumento de la inflación y caída de la economía

Zabala Chacur recordó que en el 2020 inicia la “Crisis Sanitaria”, causada por la pandemia y las medidas para contrarrestarla, “propiciaron una contracción económica a nivel mundial que podrá ser considerada la cuarta más severa en los últimos 150 años. Argentina, con una economía frágil, es afectada en mayor medida y se contrae en un 9,9%”.

La funcionaria agregó que en el 2020, si bien hubo una desaceleración de la inflación “deben tenerse en cuenta las medidas relacionadas con la pandemia: congelamiento de tarifas, alquileres y precios. Si observamos el periodo 2018-2020, vemos un aumento de la inflación, una caída de la economía, y como consecuencia de ambas, aumento de la desocupación, de la pobreza y de la indigencia”.

Para referirse a la desocupación, se valió de otro gráfico, dando cuenta de la evolución de la tasa de desocupación en Argentina y en San Luis que ha presentado entre 2018 y el primer trimestre del 2021 el siguiente comportamiento.

 

“Como se puede apreciar en el gráfico, en casi todo el periodo de referencia, San Luis ha tenido una tasa de desempleo baja y estable en valores menores al 4%. El valor promedio de desempleo de la República Argentina ha sido superior 9%”, detalló la jefa de Gabinete.

Expuso también, ante los legisladores provinciales que en el 2020 como consecuencia de las restricciones por la pandemia, la situación nacional se agravó llevando la tasa de desempleo a un pico del 13,1% en el segundo trimestre que luego comenzó a descender conforme las restricciones disminuían para llegar al 10,2% en el primer trimestre del 2021. “Nuevamente en San Luis podemos observar una diferencia, ya que la tasa de desempleo se mantuvo estable y solo se observó un pico en el cuarto trimestre del 2020, cuando alcanzó el 4,9%. Sin embargo, para el primer trimestre del 2021 disminuyó al 3,5%, siendo esta tasa la más baja de la Argentina para dicho periodo”, manifestó.

Asimismo, informó que a nivel nacional en el periodo 2018-2020 hubo una disminución de 432.800 puestos de trabajo correspondientes en el sector privado asalariado, lo cual representó una caída de 6,5%.

“En la provincia de San Luis, durante el mismo período, los puestos de trabajo correspondientes al sector privado asalariado disminuyeron en 4.898, lo cual representa una caída del 8,52%. Esta disminución de puestos laborales asalariados no redundó en mayor desempleo, ya que los mismos se reconvirtieron (migraron) en trabajadores independientes.

Prueba de ello es el informe del Ministerio de Trabajo, que al comparar el periodo correspondiente a enero 2021 con relación a enero 2020”, apuntó Zabala Chacur y destacó el párrafo del informe que sostiene: “En la comparación interanual, no obstante, prácticamente todas las provincias continúan mostrando caídas en el empleo asalariado registrado. La excepción es Tierra del Fuego (+7,1) y San Luis (+0,4%). El resto de las provincias mostraron caídas en el empleo, las más importantes se registraron en Neuquén (-9,2%), Jujuy (-6,4%), Salta (-5,3%), Mendoza (-4,6%), CABA (-4,4%), Santa Cruz (-3,2%) y Chubut (-3,0%).”

Siguió con la repercusión de la crisis económica, manifestándose de manera negativa en los indicadores de pobreza.

Señaló que como muestra el gráfico, a partir del segundo semestre del 2018 y hasta el segundo semestre del 2020, el índice de pobreza presenta una tendencia en alta:

-Pasando en San Luis de 17,9% al 40,6% y en el país del 27,3% al 42%.

Para explicar este indicador tuvo en cuenta lo descripto anteriormente. “La crisis económica 2018-2019 que generó una tasa de inflación elevada provocó una caída en los salarios reales. La crisis sanitaria que comienza en marzo del 2020 afecta el nivel de actividad económica en el país, lo cual repercute nuevamente en el índice de la pobreza”, apuntó.

Zabala Chacur sostuvo que los niveles de indigencia de la provincia y el país merecían un análisis particular “ya que su evolución es distinta a los niveles de pobreza. Como se puede apreciar en el gráfico, la indigencia en San Luis ha estado en todo el período 2016-2019 en niveles inferiores al 3,5% más allá de las crisis antes mencionadas. Lo antes dicho es congruente con el hecho de haber tenido en todo el periodo de referencia niveles de desempleo bajos o de pleno empleo. Por el contrario, la indigencia a nivel nacional sufrió la misma tendencia que la evolución de la pobreza”.

Además, añadió que el 2020 presenta dos situaciones diferentes. Durante el primer semestre la actividad económica se vio parcialmente afectada, producto de las medidas sanitarias, lo que provocó un aumento de la tasa de indigencia en la provincia de San Luis. A medida que la actividad económica se fue flexibilizando, la tasa de indigencia comienza a disminuir. A nivel nacional se mantiene constante durante todo el transcurso del 2020.

Fomento a la Actividad Privada

Zabala Chacur recordó además que días atrás, el gobernador de la provincia remitió a la Cámara de Senadores dos proyectos de ley, firmó un decreto que establece subsidios a la tarifa eléctrica y adhirió al Programa Nacional “Fortalecimiento Económico”, todo ello procurando implementar acciones que dinamicen la economía provincial.

Mediante uno de los proyectos de ley se pretende crear el “Programa de Reactivación Productiva Provincial”, materializando lo que anunció el 1° de abril, con relación al otorgamiento de créditos en dinero y exenciones en el impuesto sobre los Ingresos Brutos.

El Programa tiene por objeto aumentar la producción primaria, fomentar la generación de valor agregado y manufactura mediante la incorporación de bienes de capital nuevos y/o la ampliación o puesta en valor de la infraestructura productiva instalada, y generar nuevos puestos de trabajo.

El Poder Ejecutivo provincial podrá otorgar diferentes líneas de crédito en el marco del presente Programa, que contarán con período de gracia y tasas de interés diferenciales, los plazos de amortización y las garantías de los mismos se ajustarán al tipo de proyecto que se financie.

Son sus principales destinatarios los sectores de actividad agropecuaria, industrial, agroindustrial, textil, alimenticia, tecnológica y de la construcción, entre otros. Cuando se trate de nuevos emprendimientos, los mismos deberán ser innovadores, esto último será evaluado por un comité que estará integrado por representantes idóneos: gubernamentales, de organizaciones de la sociedad civil, instituciones técnicas, académicas, científicas o financieras.

Apuntamos a otorgar 5.000 créditos blandos de hasta $1.000.000.

Exención a los Ingresos Brutos

Por otro lado, aseveró que se prevé el otorgamiento de una exención en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos a aquellas personas humanas o jurídicas, que realicen inversiones que aumenten su capacidad productiva y/o generen nuevos puestos de trabajo. El monto de la exención no podrá superar el 50% del impuesto declarado por el contribuyente, considerando los dos últimos ejercicios fiscales vencidos, el que fuere mayor; o hasta el monto de la inversión productiva aprobada en el caso de que esta sea inferior al porcentaje establecido anteriormente.

Por último, se pretende eximir del pago del Impuesto sobre los Ingresos Brutos a los contribuyentes que revistan la calidad de directos, cuyos ingresos anuales declarados en el periodo fiscal 2020; sean gravados, no gravados o exentos y sin considerar la incidencia del Impuesto al Valor Agregado (IVA); no superen la suma de $ 29.000.000,00.

Podrán acceder al beneficio, los contribuyentes antes detallados, cuyas Bases Imponibles para el período fiscal 2020 respecto de 2019, declaradas con anterioridad al 30 de junio de 2021, se hayan visto disminuidas en un importe no menor al 20% en términos reales.

La exención comprende el impuesto que se devengue desde la entrada en vigencia de la Ley y hasta finalizar el periodo fiscal 2021.

Programa Empezar

En cuanto al segundo proyecto remitido al Senado, Natalia Zabala Chacur destacó se pretende otorgar fuerza de Ley al conocido “Programa Empezar” que tiene por objeto fomentar la capacitación de los jóvenes de entre 16 a 24 años de edad, inclusive, mediante la realización de procesos de entrenamiento en empresas privadas, facilitando y promoviendo la transición de los mismos hacia el empleo formal, con la finalidad de que puedan desarrollar herramientas, conocimientos y habilidades que sean de utilidad para aumentar su empleabilidad y sus posibilidades de insertarse en el ámbito laboral, motivando a las empresas a establecer un vínculo formal con el beneficiario.

Por otro lado, podrán ser capacitadores las personas humanas y jurídicas del ámbito privado de la Provincia de San Luis, cualquiera sea su actividad económica, siempre que reúnan los siguientes requisitos:

-Estar inscripto regularmente en la Dirección Provincial de Ingresos Públicos (D.P.I.P.) y tener la habilitación comercial municipal correspondiente.

-Ser comercio minorista o prestador de servicio con el límite de facturación anual.

-No sustituir trabajadores ya vinculados a la empresa con un contrato laboral.

Los capacitadores pueden incorporar beneficiarios del Programa Empezar mediante tres modalidades:

-Modalidad Entrenamiento: desde tres (3) y hasta doce (12) meses, sin ningún costo para el capacitador. Esta modalidad no genera relación de dependencia entre el beneficiario y el capacitador ni entre este y el Estado provincial. La carga horaria será de hasta 8 (ocho) horas diarias o 20 (veinte) horas semanales.

-Modalidad Aprendiz: desde tres (3) y hasta doce (12) meses, sin ningún costo para el capacitador. Esta modalidad no genera relación de dependencia entre el beneficiario y el capacitador ni entre éste y el Estado provincial. La carga horaria será de hasta ocho (8) horas diarias o veinte (20) horas semanales. Podrán acceder a esta modalidad, aquellos jóvenes que se encuentran participando del sistema educativo, o que asistan a diversos Cursos de Formación en Oficios que se dictan en Instituciones públicas o privadas, y efectúen una práctica formativa, en un ambiente de trabajo en empresas privadas afines a su formación. También se incluyen en esta modalidad, los jóvenes profesionales que posean título terciario y/o universitario, o acrediten un avance del 50% de avance en este último.

-Modalidad Primer Empleo: se establece una relación laboral formal entre la persona humana o jurídica y el beneficiario. El empleador que incorpore en su planta de personal al beneficiario en cualquier momento del Programa, podrá descontar del sueldo neto (de bolsillo) del trabajador, el beneficio que éste perciba del Programa Empezar por hasta doce (12) meses. La carga horaria y sueldo será la que corresponda según el régimen legal aplicable a la rama de actividad.

Los beneficiarios percibirán por parte del Estado provincial, una asignación estimulo mensual, de carácter económico y no remunerativo, así mismo los beneficiarios de la modalidad entrenamiento y aprendiz contarán con la cobertura a cargo del Estado provincial de un seguro de accidentes personales, de acuerdo a las previsiones vinculadas a la materia.

Subsidio Extraordinario a La Tarifa Eléctrica para Comercios

La jefa de Gabinete de Ministros expresó que “el monto previsto para hacer frente a este beneficio, se estima en alrededor de $150.000.000, alcanzando a los comercios que se vieron más afectados por la crisis provocada por la pandemia”.

En la misma línea, añadió que en octubre, noviembre y diciembre de 2020, se aplicó un subsidio extraordinario al servicio de pequeñas demandas T1, de uso general, denominada Tarifa 1-G: Pequeñas Demandas Generales hasta 10Kw, para los consumos comprendidos entre 70 a 3000 KWh/mes.

Esto implicó, compensar por parte del Estado provincial, una parte de la factura de luz del comerciante. La medida abarcó a unos 18.678 comercios, que representaron el 72,3% de esta categoría de consumo.

El impacto de la reducción en la factura de la luz estuvo entre el 26,8% para el consumo de 75 KWh/mes, hasta el 16,3% para el consumo de hasta 3.000 KWh/mes. Representó un ahorro en promedio del 20% en la factura de la luz, para esta categoría de consumo comercial.

En esta oportunidad, el plazo del beneficio se prevé por cinco meses, siendo beneficiarios del mismo la totalidad de los pequeños y medianos comercios (usuarios generales tarifa t 1-g), con lo cual se estima llegar a más de 25.000 comercios.

El beneficio alcanzará:

-El 100% del cargo fijo de la factura. (Representa el 5% de la factura promedio), y

-Aproximadamente el 37% del cargo variable (según categoría en relación al consumo del mismo periodo del año anterior).

Es decir, un 42% en promedio, del monto de la boleta de la luz.

 

El Gobierno de San Luis, mediante la suscripción del convenio pertinente, adhirió al “Programa Federal de Fortalecimiento de la Reactivación Productiva”

“El mismo tiene como objetivo primordial, la promoción del empleo y la generación de puestos de trabajo de calidad, en los sectores productivos de la provincia. Contribuyendo de esa manera a la reactivación de la actividad económica en el territorio puntano. En esta etapa se pretenden crear 1.000 nuevos puestos de trabajo”, detalló la funcionaria al referirse a este tema.

Podrán acceder las micros, pequeñas y medianas empresas de la provincia que realicen actividades productivas como por ejemplo: producción de semillas, producción de leche, lana, huevos, apicultura, faena de ganado bovino, elaboración de fiambres y embutidos, preparación de conservas, elaboración y envasado de dulces, mermeladas y jaleas, elaboración de aceite de oliva, elaboración de quesos, elaboración de productos de panadería, elaboración de pastas secas y frescas, elaboración de comidas preparadas, fabricación de calzado e industria textil, fabricación de productos químicos y biocombustibles, fabricación de medicamentos de uso humano, fabricación de ladrillos, entre muchas otras actividades productivas.

Por cada nuevo puesto de trabajo generado de acuerdo a la dotación vigente, las empresas adheridas al Programa, percibirán un ANR (aporte no reembolsable) mensual durante 36 meses. El ANR cubre el costo del nuevo puesto de trabajo incorporado a la actividad productiva, y se determina en función de los salarios promedios de la región.

 

Plan de Obras: Desarrollo Sostenible Municipal

La jefa de Gabinete, evocó que el 31 de marzo, el Gobierno celebró junto a la totalidad de los municipios y municipios comisionados de la Provincia, la firma del convenio marco para el Desarrollo Sostenible Municipal, en el que se estableció la coparticipación de los importes recibidos en concepto de pago en lo referido a los dos juicios a Nación: SAN LUIS PROVINCIA C/ ESTADO NACIONAL S/ ACCIÓN DECLARATIVA DE INCONSTITUCIONALIDAD Y COBRO DE PESOS “Expte. S-191-09 Y “SAN LUIS, PROVINCIA DE C/ ESTADO NACIONAL Y OTRA S/ COBRO DE PESOS – expediente S.-1.039/08”, determinando como masa coparticipable la suma de $25.734.732.130,83; conviniendo que dicho pago se hará efectivo mediante la ejecución de obras para los Municipios. Asimismo, el convenio marco establece que la provincia podrá realizar Aportes del Tesoro Provincial de hasta el cien por ciento del monto a percibir por coparticipación por cada intendencia, generando una inversión en obra pública de aproximadamente $4 mil millones, en ambos conceptos:

Las reuniones necesarias para materializar el convenio marco, se realizaron durante abril, las mismas se llevaron a cabo en las cabeceras departamentales, participando la totalidad de los Ejecutivos Municipales y un equipo multidisciplinario del Gabinete provincial, integrado por funcionarios de Jefatura de Gabinete, Ministerio de Hacienda y Ministerio de Obra Pública.

“Se delinearon las adendas a suscribir con cada municipio, ya que los intendentes e intendentes comisionados, manifestaron las obras que pretenden ejecutar, estableciendo la ubicación y características de las mismas, para que luego a través del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura, se realizara el relevamiento in situ, se determinara presupuesto oficial de la obra y se elaborara el pliego correspondiente”, agregó la jefa de Gabinete.

Concluida esta etapa, se remite al municipio en cuestión, quien, de prestar conformidad, suscribe la adenda correspondiente para la prosecución del trámite administrativo.

Fortaleciendo estos conceptos, Zabala Chacur, indicó: “Este plan integrador, establece el trabajo conjunto entre Provincia y Municipio, procurando el progreso de cada lugar, mediante la generación de empleo genuino, contratando mano de obra local y fomentando la adquisición de los insumos necesarios en la localidad, cuando esto sea factible”.

Estado de Situación:

 Actualmente de los sesenta y cuatro (64) Municipios y Municipios Comisionados (que perciben coparticipación), sesenta y uno (61) han presentado su proyecto; de los cuales:

-Veintiuno (21), se encuentran en la etapa de evaluación en territorio,

-Veintisiete (27), a la espera de la autorización final por parte del intendente o intendente comisionado, y

-Trece (13), ya suscribieron las adendas correspondientes.

La inversión correspondiente a esta primera etapa, es decir a las obras incluidas en las 13 adendas antes mencionadas implican una inversión de $ 765.032.273,91.

Las mismas en detalle son:

Ciudad de San Luís: esta obra representa un monto de $113.861.422,85.

La Punta: el proyecto que representa para la ciudad pavimentación, cordón cuneta, veredas y rampas. Las obras a ejecutar ascienden al monto de $120.000.542,58.

Ciudad de Juana Koslay: el proyecto representa para la ciudad: pavimentación y veredas. Las obras a ejecutar ascienden al monto de$ 113.654.000,95.

Potrero de los Funes: el proyecto representa para la ciudad: pavimentación y cordón cunetas. Las obras a ejecutar ascienden al monto de $ 23.985.749,41.

Justo Daract: el proyecto representa para la ciudad: pavimentación y cordón cunetas. Las obras a ejecutar ascienden al monto de $99.802.468,28.

Juan Llerena: el proyecto representa para la ciudad: veredas y cordón cunetas. Las obras a ejecutar ascienden al monto de $12.614.252,50.

Buena Esperanza: el proyecto representa para la ciudad: pavimentación, cordón cunetas, veredas, alumbrado público y cartelería. Las obras a ejecutar ascienden al monto de  $37.969.721,61).

Unión: el proyecto representa para la ciudad: pavimentación y cordón cunetas. Las obras a ejecutar ascienden al monto de $ 24.529.557,60.

Estancia Grande: el proyecto representa para la ciudad obras de alumbrado público, las mismas ascienden al monto de $ 13.793.372,47.

Quines: el proyecto representa para la ciudad: pavimentación y cordón cunetas. Las obras a ejecutar ascienden al monto de $ 74.902.887,00.

Candelaria: el proyecto representa para la ciudad: pavimentación y cordón cunetas. Las obras a ejecutar ascienden al monto de $36.256.466,70.

Luján: el proyecto representa para la ciudad: pavimentación, veredas y cordón cunetas. Las obras a ejecutar ascienden al monto de $29.004.922,58.

Tilisarao: el proyecto representa para la ciudad: pavimentación y cordón cunetas. Las obras a ejecutar ascienden al monto de $64.756.909,38.

Oficinas de empleo

“Con el objetivo de planificar, desarrollar y ejecutar acciones en materia de empleo genuino, llevamos adelante una agenda conjunta entre Nación, Provincia y Municipios, orientada a promover acciones que generen la reinserción en el mercado de trabajo de las personas sin empleo. Esta política se trabaja de manera conjunta con el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, en las denominadas Oficinas de Empleo”, detalló la jefa de Gabinete de Ministros en otro párrafo de su informe de gestión.

 Así se gestionaron 27 solicitudes de las diferentes intendencias en la creación de Oficinas de Empleo e integración a la red de servicios de empleo, logrando hasta el momento la apertura de 12 oficinas y encontrándose el resto en diferentes etapas de trámite:

Oficinas de Empleo Nuevas, localidades:

Departamento Ayacucho: en Candelaria, Quines y San Francisco del Montes de Oro.

Departamento Chacabuco: en Concarán y Tilisarao.

Departamento Pringles: en La Toma.

Departamento Pedernera: en Villa Mercedes y Justo Daract.

Departamento Pueyrredón: en Capital.

Departamento Dupuy: en Buena Esperanza y Nueva Galia.

Departamento Belgrano: en Nogolí.

Zabala Chacur, explicó que en estas Oficinas de Empleo se brinda atención personalizada, acompañamiento permanenteorientación e información sobre el mercado laboral local.

Desde ellas se accede a cursos de orientación y formación profesional gratuitosprogramas de empleo, asistencia a micros emprendedores, talleres para la búsqueda de empleo y a puestos de trabajo.

 En las Agencias Territoriales también se da información y orientación sobre todas las herramientas y políticas disponibles de empleo.

“He detallado acciones, que procuran reconstruir lo destruido, activar lo paralizado y movilizar la economía, y con ello dar batalla a la pobreza, la indigencia y la desocupación, convencidos que estamos trazando el camino correcto para salir de las crisis que nos envuelve”, enfatizó.

Reflexiones finales de la jefa de Gabinete de Ministros ante la Cámara de Diputados 

La pandemia del Coronavirus ha puesto en consideración todo el sistema económico y sanitario global. Un virus ha conseguido desordenar la economía globalizada, esparciendo el miedo en las diversas economías y en los poderes políticos de los estados. La “teoría del caos” se manifestó en la economía mundial, ya que las variaciones generadas en el sistema implicarán grandes diferencias en el comportamiento futuro, imposibilitando la predicción a corto plazo, todos los escenarios económicos mundiales proyectados, se han vuelto totalmente inciertos.

Podemos pensar que nada será igual después de ésta crisis sanitaria y, aunque todavía no podemos imaginar cual será la realidad que nos espere, cierto es que sí debemos reflexionar sobre las relaciones del sistema global de producción y consumo y tener presente que, aún en este contexto de incertidumbre, hay certezas que no se podrán obviar. Ante una situación de peligro, se ha visto la importancia de la función del Estado, comenzando por el servicio de salud pública, pero en general por todos los servicios a cargo del Estado. Sin duda debemos pensar en la importancia de reforzar lo público.

La pandemia actual, que no deja ser circunstancial, y que seguramente con la campaña de vacunación, a mediano o largo plazo se controle, debe direccionar nuestras miradas a fenómenos más integrales y que, es casi seguro que sucedan si no actuamos en consecuencia.

Observemos el esfuerzo que implica para el mundo entero frenar la expansión de un virus; imaginemos ahora, por un minuto, lo que puede llegar a suceder si debemos controlar el calentamiento global o una crisis ecológica, Sí seguramente la lucha contra la pandemia se tornó, por un segundo en nuestros pensamientos, manejable.

Cuando comencé mi exposición, consideré necesario repasar con cada uno de ustedes, lo complejo de la situación que estamos atravesando, y reflexionar ahora sobre las consecuencias que tiene sobre la vida de cada persona. Si bien, el tema central de lo hablado fue la crisis económica que nos afecta y las medidas que llevamos y llevaremos adelante para combatirla, cierto es, que también intenté hacer hincapié, en las graves secuelas que la pandemia deja en lo social, lo psicológico y emocional. Cuán vulnerables nos volvimos de la noche a la mañana, y cómo la incertidumbre de si existirá un mañana nos afecta.

Después de haber leído decenas de artículos relacionados con crisis económicas y los hechos que las causaron, llegué a la conclusión de que la humanidad ha vivido en un permanente estado de crisis, el patrón parece repetirse, las grandes epidemias/pandemias de la historia no solo ocasionaron muertes, sino crisis emocionales, psicosociales y económicas. Pero al final de cuentas la resiliencia ganó terreno, generando un gran aprendizaje y el incremento de la capacidad de adaptación y supervivencia. Epidemias y pandemias son el resultado de variables como la pobreza, la falta de higiene, la grave tendencia al individualismo, el factor estrés producto de un ritmo de vida acelerado, entre otros, todos estos factores perviven hasta nuestros días, todos y cada uno de ellos, deben ser analizados, atendidos y superados.

El tema es que uno siempre estudia o lee Historia, lo que pasó y cómo se actuó, lo difícil es asumir que nos está pasando, que somos nosotros los que nos encontramos atravesando un momento, que para los que vienen será historia, lo importante es entender que todos somos responsables de nuestras acciones y debemos concentrarnos en tomar las decisiones correctas y actuar en concordancia con ellas, porque seremos los artífices de las consecuencias que deriven de esta pandemia, que seguramente algunas serán malas y otras no tanto, y digo no tanto porque suena extraño decir buenas; pero bueno es saber que la solidaridad es fundamental en tiempos como este, y que se demuestra, por dar un ejemplo, manteniendo distancia entre unos y otros; porque bueno es saber que hemos madurado emocionalmente asumiendo nuestra fragilidad humana frente a un microorganismo, concibiendo respeto por el planeta que habitamos; y porque bueno es comprender que nuestras acciones sí generan un beneficio o un perjuicio a las personas que nos rodean.

Por último, creo que debemos reflexionar sobre las relaciones políticas, propiciando una concepción de unidad en lo relativo a como seguir adelante en este camino tan difícil de transitar, por un tiempo, es imperante la necesidad de hacer a un lado las divergencias políticas y pensar de manera consciente cuál es el rol que vamos a tomar frente a la sociedad, entendiendo que de la pandemia debemos salir juntos y unidos.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

La red San Luis