21 C
San Luis
viernes, septiembre 24, 2021
InicioInternacionalMéxico regala la casa de Joaquín “El Chapo” Guzmán en la Lotería

México regala la casa de Joaquín “El Chapo” Guzmán en la Lotería

Está en Culiacán y tiene un túnel por donde escapó el capo narco cuando lo rodeó el ejército mexicano en 2014. Cómo es y cuál es su valor.

La casa de la que huyó el ex capo de la droga Joaquín “El Chapo” Guzmán en 2014 cuando los marines mexicanos lo rodearon sufrió algunos cambios recientemente cuando el gobierno mexicano se preparaba para regalarlo en una lotería nacional.

Se quitaron las cámaras de vigilancia que cubrían todos los ángulos del exterior de la modesta casa. Y el agujero debajo de una bañera por el que Guzmán se había deslizado para llegar a una red de túneles estaba cubierto con una losa de hormigón.

The Associated Press tuvo acceso a la propiedad en un barrio tranquilo de Culiacán antes de que se rife en la lotería. En las últimas semanas, el Instituto Mexicano para Devolver Bienes Robados al Pueblo, conocido por sus iniciales como INDEP, le dio una nueva capa de pintura blanca por dentro y por fuera y colocó azulejos sobre el lugar del baño donde había estado la bañera y el punto de entrada del túnel.

Los boletos de lotería a la venta. Foto: AP

Los boletos de lotería a la venta. Foto: AP

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha estado hablando de la lotería de propiedades incautadas, pero no mencionó la historia de esta casa en particular. Una casa amplia en uno de los barrios más elegantes de la Ciudad de México y un palco privado en el famoso Estadio Azteca han atraído más atención.

Cómo es la casa

El sitio web del INDEP lo enumera solo como “Casa en Culiacán”. Tiene aproximadamente 2.800 pies cuadrados y está ubicado, quizás de manera apropiada, en un vecindario llamado Libertad, o “Freedom”. El gobierno valora la casa de dos dormitorios en 183.000 dólares.

La casa había estado abandonada durante años y los marines hicieron algunos daños cuando la registraron, por lo que fue necesario realizar reparaciones.

Guzmán escapó esa vez por los túneles, pero su libertad duró solo unos días. El 22 de febrero de 2014, los marines descendieron nuevamente, esta vez en un condominio en la costa de Mazatlán.

Para entonces, Guzmán ya tenía fama de escapadas atrevidas. Se había escapado de una de las cárceles de máxima seguridad de México en 2001, supuestamente en un carrito de lavandería.

En julio de 2015, menos de un año y medio después de su captura en Mazatlán, Guzmán se deslizó a través de un túnel excavado hasta el desagüe de la ducha de su celda y condujo una motocicleta por las vías tendidas a través de un túnel para escapar de otra prisión mexicana de máxima seguridad.

Un cliente mira un escaparate de boletos de lotería a la venta en la Ciudad de México, el lunes 13 de septiembre de 2021. Foto: AP

Un cliente mira un escaparate de boletos de lotería a la venta en la Ciudad de México, el lunes 13 de septiembre de 2021. Foto: AP

Los infantes de marina lo capturaron nuevamente seis meses después en Los Mochis, Sinaloa, donde había estado encerrado en otra casa poco destacable.

Guzmán fue extraditado a Estados Unidos, juzgado y condenado a cadena perpetua en julio de 2019.

El Chapo en 2015 en su celda momentos antes de otra fuga por un túnel, en la prisión del Altiplano. Foto:  AP

El Chapo en 2015 en su celda momentos antes de otra fuga por un túnel, en la prisión del Altiplano. Foto: AP

Los funcionarios del INDEP, que se negaron a ser identificados porque no estaban autorizados a hablar, dijeron que les sorprendió que la casa estuviera recibiendo atención. No es lujosa. No hay piscina, nada de la ostentación que caracteriza a otras propiedades narco en Sinaloa.

Las personas cercanas dijeron que no sabían quién era su vecino.

“Nunca supimos nada, nunca supimos quién vivía allí, nunca vimos a nadie”, dijo un vecino, quien rápidamente cortó la conversación. A muchos lugareños no les interesa hablar de Guzmán o incluso decir su nombre en un lugar donde el cartel de Sinaloa sigue siendo poderoso.

La casa estaba bien ubicada para sus propósitos anteriores. Hay un vecino solo en un lado. En el otro hay un alcantarillado pluvial subterráneo -Culiacán construyó cientos de kilómetros de ellos para hacer frente a las lluvias torrenciales- que es donde el túnel del baño se conecta para hacer posible la fuga de Guzmán. Hay una escuela al otro lado de la calle.

En la mañana del 17 de febrero de 2014, el vecindario se llenó de repente con los camiones grises de los marines. Bloquearon el tráfico. No había duda de que estaban interesados ​​en la casa aparentemente anodina.

Pero no encontraron a Guzmán allí. De hecho, durante su juicio en Estados Unidos, un testigo testificó que Guzmán no estaba en ninguna de las cinco casas registradas por los marines, a pesar de los informes en contrario en ese momento.

La detención de Guzmán, en 2014. Foto: AFP

La detención de Guzmán, en 2014. Foto: AFP

Cinco días después, los marines alcanzaron a Guzmán a 200 kilómetros al sur en Mazatlán, donde se hospedaba con su esposa Emma Coronel y sus hijas gemelas.

Nadie la quiere comprar

El INDEP intentó subastar la casa el año pasado. Comenzó la subasta en alrededor de $ 130,000. No hubo compradores.

Ahora, López Obrador la está regalando como parte de la lotería, con el sorteo programado para este miércoles, el día antes de que México celebre su Día de la Independencia. Es la primera vez que la lotería nacional de México regala propiedades. Las ganancias se destinarán a los atletas olímpicos de México.

“Este sorteo es muy importante y hago un llamado a toda la gente, a los que pueden ayudar a comprar un boleto, o dos o tres”, dijo López Obrador en su rueda de prensa diaria la semana pasada.

En el centro de la Ciudad de México, los vendedores de boletos de lotería dijeron que las ventas han sido buenas.

Jorge López dijo que ha estado vendiendo de 100 a 120 de los boletos de $ 12 por día desde la semana pasada. “En este momento, se está vendiendo muy bien”. Dijo que el valor de los 22 premios, muchos muy por encima del de la casa de Culiacán, está llamando la atención. Algunas personas preguntan quiénes eran los propietarios anteriores de las propiedades, pero no muchos, dijo.

De regreso en Culiacán, al otro lado de la ciudad cerca del centro, Ignacio Mariscal dijo que apoya la lotería. “Esas casas no le servían a nadie; esa gente los tenía ”, dijo Mariscal. “Lo veo perfectamente bien. Es para ayudar a las personas necesitadas “.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

La red San Luis