18.8 C
San Luis
miércoles, julio 24, 2024
InicioSociedadUn hombre cayó en Banfield a un pozo de AySA de 12...

Un hombre cayó en Banfield a un pozo de AySA de 12 metros de profundidad y murió ahogado

Ocurrió durante la madrugada. Gustavo Rodero tenía 50 años y vivía a sólo 200 metros del lugar donde falleció. Investigan en qué circunstancias se produjo la caída.

El cuerpo de un hombre fue encontrado este jueves por la madrugada dentro de un pozo de 12 metros de profundidad lleno de agua, ubicado en plena vía pública en la localidad de Banfield. La víctima fue identificada como Gustavo Adrián Rodero (50) y los investigadores ahora intentan determinar en qué circunstancias se produjo la caída.

El hecho ocurrió alrededor de las 3 de la mañana en un pozo desde 3 metros de diámetro perteneciente a una obra de AySA, que según los testimonios recogidos en el lugar contaba con un vallado de madera para evitar accidentes.

“No entiendo qué pasó”, se lamentó Daniel, hermano de la víctima, que llegó esta mañana al lugar. Según contó, habían hablado ayer y no había notado nada raro.

“Él había ido a jugar al fútbol y después a un asado. Después volvía a su casa, que está acá a dos metros”, detalló a los medios, junto al pozo en el que se produjo el accidente.

Las fuerzas de seguridad llegaron al lugar luego de que se recibiera una alerta en el sistema de emergencia del partido de Lomas de Zamora por parte de un vecino, informando sobre la caída.

“Recibimos un llamado a través del sistema de monitoreo de Lomas que aparentemente había caído una persona en un pozo de una obra de Aysa que está sobre la calle Siciliano y Mayor Olivera, en Banfield”, indicó el jefe de Bomberos de Lomas de Zamora, Gustavo Liuzzi.

La primera dotación en llegar al lugar encontró el pozo lleno de agua turbia, ya que la obra está en pleno proceso y estaba abierta. A través de una bomba sumergible lo vaciaron para tener visibilidad.

“En unos minutos, porque tenemos una bomba muy potente, pudimos tener un indicio de que habíamos ubicado un cuerpo, Una vez que sacamos la mayor cantidad de agua posible y la zona estaba segura, por medio de anclajes pudimos descender”, explicó Liuzzi.

Posteriormente bajaron dos rescatistas y retiraron el cuerpo para entregarlo al personal policial, para continuar con la investigación.

El jefe de bomberos confirmó que la obra estaba bien señalizada: “El pozo estaba vallado, la zona está en obra. Es una obra que abarca unas seis o siete manzanas en el barrio con su señalamiento correspondiente. Y la zona está bien iluminada”.

“Ahora, cómo cayó la persona, cuál fue el motivo de esa caída, por ahora no lo sabemos. Nosotros sólo nos abocamos a la tarea del rescate”, agregó Liuzzi.

La Policía de la Provincia de Buenos Aires trabaja en el lugar para identificar al hombre fallecido.

La causa, caratulada como “averiguación de causales de muerte”, por el momento se centra en saber si el hombre caminaba solo y en qué estado se encontraba antes de caer en el pozo de tres metros de diámetro.

Noticias Relacionadas

mas leido